Collage

Hace ahora unos 250 años un grupo de inquietos ilustrados ideó un proyecto que permitió descubrir el Wolframio en Bergara.

Reservaremos un apartado especial para la mayor y más importante aportación realizada a la Ciencia en todo el País Vasco en toda su trayectoria histórica: el descubrimiento de un elemento químico nuevo, el wolframio. Pocos pueblos o países pueden mostrar el orgullo de una proeza tal.

Wolframita

El Wolframio, un nuevo elemento químico, fue descubierto por los hermanos Elhuyar en los laboratorios del Seminario. Tras trabajar arduamente en ello, el 28 de septiembre de 1783 consiguieron aislar el wolframio. “Lo llamaremos volfram, tomando el nombre del material del que ha sido extraído." Así informaron del nombre del nuevo elemento químico que habían descubierto al presentar su trabajo ante la Asamblea General de la Asociación Bascongada de los Amigos del País.

Fue un descubrimiento de repercusión mundial, que puede considerarse como un triunfo para la labor docente e investigadora que estaba impulsando el Seminario.

El wolframio es bastante conocido ya que, por su resistencia al calor, ha sido indispensable para el funcionamiento de las bombillas que utilizamos actualmente en nuestras casas. Además, este metal cobró gran importancia en la Segunda Guerra Mundial, así como en la industria moderna actual, donde sigue siendo muy utilizado en blindajes, trabajos de soldadura, en el campo de la máquina-herramienta, en reactores nucleares de fusión...

El descubrimiento del wolframio, como hito a destacar en la historia universal de la Química, es lo que confiere al Real Seminario de Bergara su importancia a nivel mundial.

Eskultura

En la actualidad se conocen 116 elementos químicos como componentes básicos de la materia del universo. Solo han sido trece los países que han participado en el descubrimiento de los elementos químicos, entre los que destacan Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia y EE.UU. La bibliografía española únicamente asigna a España el descubrimiento de tres elementos químicos: el Wolframio, el Vanadio (asignado a Suecia también) y el Platino (descubierto en 1735 en la actual Colombia). Tal y como reconoce la historiografía de la Ciencia, el descubrimiento del wolframio, en los laboratorios del Real Seminario de Bergara, constituye una aportación significativa al patrimonio universal de la humanidad.

Sin lugar a dudas, el descubrimiento del Wolframio es la mayor aportación, y la más universal, que el País Vasco haya hecho jamás al ámbito científico. El descubrimiento del wolframio por parte de los hermanos Elhuyar no sucedió en Bergara por casualidad, sino gracias a la existencia entonces de una serie adecuada de circunstancias que lo propiciaron: la planificación y fines científicos que el Real Seminario de Bergara mantenía en aquella época; el buen equipamiento de sus laboratorios; científicos de prestigio (como Proust o Chabaneau), ambiente intelectual, contactos, y otros muchos factores, que desembocaron en aquel acontecimiento científico de primer orden. Por otro lado, cabe destacar que ya en aquella época se había iniciado la creación de los gabinetes y colecciones de Física, Química e Historia Natural, de los cuales aún conservamos alguna pieza en la colección.

Taula periodikoa